Salta, salta, salta sin parar
12/03/2018

Cuando crees que me ves cruzo la pared, hago chas! y aparezco a tu lado

O sea, remarketing.

Hace tiempo que la tecnología nos permite seguir a los usuarios en su recorrido por la web, en cuanto pisan nuestra página. Y eso permite impactarle una y otra vez con datos hasta un nivel que asustarían al propio usuario.

Llegar hasta esos extremos de persecución conllevarían rechazo, y ese es el único motivo por el que no se utilizan tan explícitamente. Porque por poder, podrían mostrarte un anuncio tan personalizado que hasta leerías en él tu nombre y apellidos.

Aún así, el remarketing cada vez se va arriesgando más, y va dando pequeños pasitos, para acostumbrarte poco a poco, que no te des cuenta de que te la están metiendo doblada…

Mantengamos ese pudor, ese respeto por nuestros clientes, démosles impactos que nos ayuden a vender, pero no vayamos más allá… qué no sea consciente de todo lo que sabemos de él; no vaya a ser que se despierte de golpe.

Con cuidado y con respeto, por favor. No olvidemos la responsabilidad que tenemos cada uno.

Imagen de Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies